Omega 3 para deportistas

Escrito por Nutricion Fitness el . Posteado en NOTICIAS

Las excelentes propiedades de los ácidos grasos omega 3 sobre el metabolismo y ante diferentes patologías cardiovasculares, están avalados por diferentes y numerosos estudios . Así también podemos mencionar sus virtudes en todas aquellas personas que practican deporte o algún ejercicio físico.

Dentro de los principales beneficios de los Omega 3 en el deporte encontramos los siguientes:

  1. Tienen acción antiinflamatoria, y previenen y mejoran los problemas de articulaciones, ligamentos y dolor muscular. La respuesta inflamatoria posterior al ejercicio es imprescindible para favorecer el proceso de recuperación, y la toma de antiinflamatorios (ibuprofeno, etc.) puede reducir las adaptaciones producidas por el entrenamiento. La suplementación con omega-3, durante el proceso inflamatorio induce la producción de unas moléculas conocidas como Resolvinas. Las Resolvinas son moléculas que inducen la resolución de la inflamación, así mismo inhiben la producción de mediadores inflamatorios como PGE2 (prostaglandina E2), TXA2 (tromboxano A2), leucotrienos e interleukinas. Por lo tanto, pueden actuar como “antiinflamatorios” sin interferir en el proceso inflamatorio, que sirve de señal para organizar le respuesta regenerativa. Este elemento puede tener especial importancia en deportistas que sufren problemas articulares.
  2. Mejoran el metabolismo del oxígeno por tanto de la resistencia. Al reducir la viscosidad sanguínea mejora el aporte de oxígeno y nutrientes a los músculos. La suplementación con omega-3 podría mejorar la función cardíaca durante el esfuerzo, debido a un incremento del transporte de oxígeno a los músculos. También la suplementación con omega-3 ha demostrado mejorar la función pulmonar en atletas con afectación de las vías respiratorias en comparación con un grupo control o un grupo suplementado con aceite de oliva.
  3. Aceleran la recuperación muscular después del esfuerzo. Los ácidos grasos omega-3 pueden estimular la síntesis de proteínas musculares, un elemento clave para una óptima recuperación tras un esfuerzo físico
  4. Los omega-3 se utilizan por sus efectos a la hora de aumentar la fuerza y el rendimiento aeróbico. Parece ser que esta mejora se debe a varias acciones que ejercen estos ácidos grasos esenciales en el organismo como: mejora de la producción de la Hormona del Crecimiento (HC o GH en inglés).
  5. Mejora el sistema inmunitario. El ejercicio físico intenso provoca una supresión del sistema inmunológico en las horas posteriores, y disminuye la resistencia contra las infecciones. La suplementación con ácidos grasos omega-3 puede influir en este proceso y reducir la inmunosupresión asociada al ejercicio.

Estos ácidos grasos omega-3, EPA y DHA, son grasas esenciales que deben ser ingeridas en la dieta (no pueden ser sintetizados por nuestro organismo). Se encuentran principalmente en el pescado azul  (caballa, anchoveta, salmón, sardinas, bacalao..), en menor medida en el marisco y las algas (éstas últimas, principalmente DHA) y algunas semillas vegetales y aceites (linaza, oliva, nueces, chía..). Las semillas vegetales contienen ALA, un ácido graso que se convierte en EPA y DHA por otra vía, por lo cual no deberían ser la principal fuente de omega-3 de la dieta.

Para cubrir las necesidades de estos ácidos grasos, es aconsejable consumir al menos 3 veces a la semana algún pescado azul. Si no puede ser posible consumir dicha cantidad, se deben incorporar en la dieta alimentos enriquecidos con Omega 3 (por ejm. huevos enriquecidos) o cápsulas de aceite de pescado.

Consulta a un profesional en nutrición deportiva sobre una dieta variada y equilibrada de acuerdo a la disciplina que practicas, donde se cuiden el aporte de todos los nutrientes, para cubrir adecuadamente tus requerimientos y gozar de los beneficios que nos brindan estas grasas saludables.

Eliana Quevedo
Nutricionista

Consultas: citas@elianaquevedo.com
Telf: 7220341 – 4715103

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario